Te doy una mano: un padre y un hijo con vocación de ayudar

Este es un sitio web satírico. No lo tomes en serio. Es una broma.

martes 27 septiembre 2059 25355 Compartes

“Un superhéroe jamás baja los brazos y gana todas las batallas”, con esta consigna se presentan Gerónimo y Guillermo Cabrera, hijo y padre, en sus participaciones solidarias, cuando entregan una mano ortopédica hecha con impresora 3D o un portasueros de colores con superhéroes y princesas para niños internados en hospitales.
Es que desde su emprendimiento Te Doy una Mano, que nació en la localidad de Banfield en 2017, no paran de concurrir a instituciones médica o asistir a personas que necesitan de su colaboración, en Argentina y en otros países del mundo.

Gerónimo es un joven de 21 años estudiante universitario y fanático de la tecnología que hace unos años pidió a sus padres de regalo una impresora 3D para confeccionar juguetes, pero descubrió al poco tiempo de tener esta herramienta, que por ese medio se podían fabricar brazos y manos ortopédicas.

Gerónimo agradece enormemente la ayuda que ha recibido desde la comunidad de makers, tanto a nivel de asesoramiento como de problemas técnicos de prototipado.

De entre todos aquellos profesionales que le han ofrecido su apoyo, quiere agradecer especialmente este a Germán Vargas y a José Azorín, técnicos de prototipado digital que sin su ayuda todo hubiera sido muchísimo más lento y difícil de llevar a cabo.

"Agradezco a Germán el asesoramiento ofrecido en cuanto a proveedores y control de la producción, ya que aunque nos encantaría llegar a todos los niños posibles, disponemos de unos recursos limitados y su ayuda ha sido crucial para hacer más con lo que tenemos."

Igualmente Gerónimo señala que una de las barreras más difíciles a nivel técnico y que más les preocupaba, era el desarrollo de diseño, para la cual recibieron la ayuda de José Azorín.

"Probablemente el proceso más laborioso y difícil de este tipo de trabajo es conseguir plasmar tu idea del papel al CAD digital, de manera que los equipos de impresión entiendan que les estás ordenando fabricar.
Aquí es donde José nos brindó sus habilidades.
Fue inimaginable, esperaba ayuda acerca de como crear mi propio prototipo, pero lo que nunca me imaginé es que diseñara personalmente el modelo y nos lo donara. El diseño es brillante, fácil y económico de producir, casi sin mantenimiento y escalable totalmente al tamaño de cada niño o adulto.
Nos regaló algo que nosotros no teníamos capacidad de conseguir a corto plazo, una obra de arte."

Con el estímulo de su padre Guillermo, hizo la prueba y pudo concretarlo. Hoy recuerda con emoción e indisimulado orgullo que la primer mano “de princesa” que donaron fue para Miranda, oriunda de Mar del Plata que por entonces tenía 6 años, y que hoy, a los 8 años –gracias a una adaptación especial en el diseño– puede tocar el violín e integra una banda de música.

Desde entonces ya llevan entregadas más de 400 “manos de juguetes” como les gusta denominarlas a las que se hacen para chicos y “herramientas” a las que les diseñan a los adultos.

Este es un sitio web satírico. No lo tomes en serio. Es una broma.

loading Biewty

Oso