Científicos del CERN descubren a Dios escondido en una partícula subatómica hasta ahora desconocida.

Este es un sitio web satírico. No lo tomes en serio. Es una broma.

2059 51923 Compartes

El grupo de investigación del Dr. Schlugzen, de la Universidad de Leipzig, del departamento de física de partículas, hicieron un extraño descubrimiento el pasado viernes 22 de Enero cuando investigaban la órbita rotacional de partículas subatómicas en el acelerador de partículas del CERN (Centro Europeo de investigación Nuclear).

La presencia de una partícula desconocida hasta el momento llamó la atención de los científicos, los cuales decidieron profundizar en dicha partícula. Tras un barrido de resonancia electromagnética, descubrieron en su interior a un hombre barbudo de pelo blanco vestido con una toga blanca que cubría casi todo su cuerpo. Según los científicos, el misterioso hombrecillo parecía estar escondiéndose de algo, ya que se mostraba asustadizo y evasivo. El Dr. Schlugzen afirma que "cuando se percató de nuestra presencia simplemente se encogió y se hizo más pequeño, desapareciendo de nuestra vista". Tras varios ensayos de espectrofotometría y HPLC, el grupo de Schlugzen no consiguió volver a tener contacto visual con el misterioso hombrecillo, al cual lo bautizaron como Dios por su casual parecido con el mítico personaje bíblico.

Este es un sitio web satírico. No lo tomes en serio. Es una broma.

loading Biewty