Adolescente supera situación límite, peor que el coronavirus

sábado 28 noviembre 12339 Compartes

Adolescente supera situación límite, peor que el coronavirus

Helena Miró, jugadora de basket del Movistar Estudiantes, ha pasado y superado recientemente una situación personal muy dura.
La pasada semana se quedó de repente sin su teléfono móvil. Se lo había dado a una amiga para que se lo llevase en el bolso, y el bolso fue sustraído sin que ninguna de las dos se percatase de ello.
Al ser plenamente consciente de que repentinamente, sin previo aviso, ni preparación psicológica, había dejado de tener acceso a sus redes sociales, a sus contactos, a sus fotos y videos, y a internet en general, sufrió un shock que le provocó un fallo multiorgánico, que además, no pudo compartir a través de redes sociales, teniendo como única ayuda a su amiga, allí presente, también en profundo estado de shock.
Pero esto no fue lo peor, si no que su vida sin teléfono móvil, se ha prolongado hasta siete días.
Su familia y amigos, en especial su madre, que es la que la ha cuidado durante estos siete días, está totalmente agotada y superada por la situación, pero hoy, finalmente, han podido conseguir un nuevo móvil, un iPhone, por supuesto, del mismo modelo que le sustrajeron, y ambas parece que poco a poco podrán retomar su vida, y los psicólogos que han llevado el caso piensan que sin secuelas permanentes.
Se conocen poquísimos casos de supervivencia de adolescentes a un período tan prolongado sin disponer de un teléfono móvil de gama alta y de acceso a internet. Según los expertos y las estadísticas consultadas, la tasa de supervivencia a 24 horas sin móvil es de tan solo el 4,18 en personas jóvenes, pero a los siete días sólo sobreviven 1,4 de cada 10.000 adolescentes privados de su uso.
Este caso nos da muchísima esperanza, puesto que la tasa de supervivencia del coronavirus en personas adolescentes (que dispongan de un móvil de gama alta y acceso a internet), es de prácticamente el 100.
Desde aquí nos congratulamos del feliz desenlace de este trágico suceso y deseamos a todos los adolescentes del mundo que no tengan que pasar por ello.

En la imagen podemos ver un momento de felicidad de Helena Miró, con uno de sus amigos, cuando aún no podía imaginarse siquiera lo que le deparaba el destino.


Recomendado